sábado, 13 de diciembre de 2008

Compañera de viaje

hasta encontrarnos con nuestros hijos en el otro lado del mundo Tonivi ha hecho el camino una vez para buscar a su preciosa hija y como nosotros, aunque en dirección opuesta, espera esa llamada que le haga repetir el viaje. También ha querido dejar su huella en esta preciosa colcha para nuestra pequeña. El amor es el amor y no distingue entre Oriente y Occidente. Un abrazo y muchas gracias.

2 comentarios:

titicandia dijo...

Hermosa, mis felicitaciones.
Un abrazo,
Titi

Beatriz dijo...

Hola Chelo! que idea mas bonita, si quieres te mando un bloque. Dime las medidas y el tipo y color de tela.
Hace tiempo Intercambiamos retales para la colcha de los cien deseos.

He encontrado tu blog dsde el de Ludy, te enlazo al mio.

http://elpachtworkmepone.blogspot.com/
http://caminoaetiopia-bea.blogspot.com/

Beatriz